Atragantamiento en bebés: cuándo y cómo actuar

blw método

Atragantamiento y BLW son dos términos que habitualmente van unidos a causa de la desinformación sobre el método. Saber si se ha atragantado alguna vez mi bebé es la conversación que más se ha repetido con cualquiera con el que haya hablado sobre la alimentación complementaria que sigue mi hijo. Si nunca han leído u oído hablar sobre el método me imagino que en su cabeza ven la siguiente escena: un niño metiéndose un trozo gigante de comida en la boca y atragantándose conforme traga. Yo también lo pensé la primera vez, es normal.

Un bebé que aprende a comer solo y controla en todo momento lo que se introduce en la boca tiene menos riesgo de atragantarse que uno al que alimentan. Las razones son muy sencillas: sabe qué cantidad es la que le hace sentirse más cómodo y no se meterá más, no la tragará hasta que no esté preparado para hacerlo y comerá a su ritmo.

Por otro lado, la comida nunca le coge por sorpresa, nadie se la mete sin esperarla y conforme la va acercando su mente sabe que va a comer y se prepara para hacerlo. Si tengo a mi bebé recostado viendo la tele o le estamos distrayendo para que coma no está preparado y puede atragantarse más fácilmente.

atragantamiento

Una de las condiciones que ha de cumplir un bebé de seis meses para saber que está preparado para iniciarse en el BLW es el hecho de que se siente y aguante totalmente erguido. Si en un momento dado tiene que expulsar un trozo de comida le será más sencillo hacerlo incorporado que si está recostado en una hamaca o en los brazos mientras come.

Es muy importante preparar adecuadamente los alimentos que vayamos a ofrecer, hay que cortarlos en forma de bastones para que puedan agarrarlo bien, no debe ser muy grueso. Para hacernos una idea el bebé debe cogerlo y al cerrar el puño debe sobresalir por arriba y abajo parte del palito, eso es lo que comerá.

Atragantamiento en bebés: cuándo y cómo actuar

Cuando nos atragantamos es porque las vías respiratorias están bloqueadas parcial o totalmente por un cuerpo extraño que nos impide el paso del aire. Para poder identificar cual de los dos casos es y detectarlo mas rápidamente podemos fijarnos en los siguientes síntomas:

En la obstrucción parcial:

  • El bebé tose fuertemente para tratar de despejarlas y expulsar el trozo de alimento.
  • En la gran mayoría de las veces es innecesaria la intervención de un adulto ya que mediante las arcadas o provocándose el vómito el bebé soluciona él mismo la situación y todo queda en un susto.
  • Podrá identificar si el problema ha sido que se ha llevado a la boca un trozo demasiado grande o demasiada cantidad y aprenderá qué debe hacerlo en trozos y cantidades más pequeños.

La obstrucción total:

  • Es más rápida en la detección ya que el bebé no puede hacer nada de lo mencionado arriba.
  • No hay ruido porque no hay paso alguno de aire y necesita que se le retire el trozo de alimento.
  • Nunca jamás hay que meter los dedos y tratar de sacarlo si no se está completamente seguro de que podemos hacerlo fácilmente, porque de lo contrario, conseguiremos meterlo más con consecuencias fatales.

Conservar la calma, llamar al servicio de emergencias, tratar de tranquilizar al bebé sin gritos y saber como actuar son los pasos a seguir para poder solucionar el problema.

En el siguiente vídeo muestran como hacer la maniobra de Heimlich -para menores de un año (lactantes) y para mayores- cuya finalidad es desobstruir el conducto respiratorio y evitar la asfixia debida al atragantamiento.

BLW MÉTODO

S Í G U E M E · E N . . .

(0) Comments

  1. […] ¿Y si se atraganta, qué? Un bebé que practica BLW tiene menos -esto es así- posibilidades de atragantarse que uno alimentado de manera tradicional. No es lo mismo meterle comida en la boca y que engulla a que lo haga conscientemente, cuando está preparado para gestionar el trozo y que trague cuando esté realmente preparado. Más sobre atragantamiento aquí. […]

  2. […] qué es, cómo identificar y actuar frente a un atragantamiento […]

  3. […] No se aguanta erguido. Cuando sientes a tu bebé en la trona, porque es ahí donde debe comer, debe aguanta completamente erguido. Si no lo hace es una señal de que no está preparado para ingerir sólidos, de nada vale que crees a su alrededor un tumulto de cojines para que le hagan estar bien tieso. Si no es capaz de aguantarse por si mismo se ladeará, lo que aumenta las posibilidades de atragantamiento. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuevo taller a partir de septiembre "Introducción de alimentos" Descartar