¿Por qué es tan mala la sal para los bebés?

sal para bebés
blw método

La sal en bebés junto al azúcar son los dos errores más graves que puedes cometer en la alimentación de tu bebé. No solo es peligroso para su salud, sino que, son dos de los alimentos/condimentos/ingredientes más que prohibidos en el primer año. Y por todo el tiempo que sea posible esconderle esos sabores.

Hoy voy a hablarte de la sal. De las razones por las que es tan peligrosa para ellos, de por qué jamás hay que añadirla en su comida y las alternativas sanas que hay para sustituirla.

sal en bebés

¿Por qué es tan mala la sal en bebés?

Lo primero es desterrar para siempre esas coletillas de:

  • un poquito para darle sabor…
  • ufff que soso, no le va a gustar
  • eso no hay quien se lo coma
  • pero es que así no sabe a nada
  • por un poquito no pasa nada
  • casi todo lleva sal
  • la comida va a estar mala

Y aquí están las razones de por qué esas ideas no tienen sentido:

  • tu bebé no conoce el sabor salado, lleva 6 meses tomando leche ¡dulce!
  • que algo es soso lo dices tú basándote en tus gustos personales, la comida tiene sabores deliciosos por sí misma
  • sí, eso sí hay quien se lo coma, alguien que está aprendiendo a conocer los sabores puros y sin adulterar
  • ¿qué no sabe a nada? claro que sabe, para ellos sí tiene sabor
  • por un poquito sí pasa, muchos poquitos hacen un muchito
  • desgraciadamente, sí, casi todo lleva sal así que no añadas más 
  • la comida no va a estar mala, estará sabrosa respetando los sabores de verdad

Más razones para evitar la sal en bebés

Otras razones, por si las anteriores todavía no te han convencido…

🚫 Sistema renal inmaduro. Puedes causarle serios daños a sus riñones.

🚫 Un consumo elevado de sal (esos poquitos de nada) afecta gravemente a sus arterias, provoca hipertensión, aumenta el colesterol, provoca deshidratación

🚫 3/4 partes de la sal que consumimos viene en los alimentos, NO necesitamos más

🚫 El bebé no conoce el sabor salado así que no se lo des a probar. Los sabores dulces y salados destrozan la comida para ellos, no cometas ese error.

🚫 Si les “educamos” en el consumo elevado de sal en un futuro preferirán esos sabores y cada vez más salados. Sienta las bases de una alimentación saludable.

🚫 El SODIO es un sinónimo de sal, las etiquetas “sin sal” son mentira. Llevan sal. Si quieres saber a cuánta sal equivale el sodio multiplica la cantidad que aparece en la etiqueta por 0,25 y tendrás los gramos reales de sal.

🚫 Educa a tu bebé a comer lo más sano posible y cuando sea adulto le gustará más la comida sana.

🚫 Sustituye la sal por especias para dar sabor a las comidas. Ponle orégano a un filete de pollo, romero a un guiso, eneldo a un pescado, un simple chorro de aceite de oliva… ¡Delicioso!

🚫 Nunca es tarde para cambiar nuestros hábitos. El primer día dirás “ostras que soso”, el segundo le pondrás algo para mejorar el sabor y el tercero preferirás eso ya verás. ¿Qué mejor motivo puede haber que cuidar de la salud de tu bebé?

Y tú ¿te has pasado ya al equipo no-sal? ¿Te costó mucho?

BLW MÉTODO

S Í G U E M E · E N . . .

(0) Comments

  1. Ana Montoro says:

    Totalmente de acuerdo, en casa casi no usamos sal, toda la comida de la peque no lleva ni un gramo de sal y es más, de cada vez cocinamos con menos sal, de verdad que en casa estamos viendo que es innecesaria para disfrutar de la comida.
    A mi marido le costó un poco más que a mí.
    El problema viene cuando sales a comer fuera o a casa de amigo.

    1. Hola Ana, salir fuera de casa a veces es una odisea sí. Te doy toda la razón, en esas ocasiones nos toca claudicar un poco con “los poquitos”.
      Besos, Maria 😊

  2. Melisa says:

    Muchas gracias por este post. Se lo reenviaré a la familia que no entiende que no queramos darle sal. Me encantaría uno igual sobre azúcar para explicárselo también, ya que no lo entienden y están deseando que no estemos los padres para dar azúcar al niño.

    1. Hola Melisa, me alegro de que te haya gustado. Me apunto el post del azúcar y te mando dosis gigantes de paciencia.
      Jamás entenderé esa manía de contradecir a los padres…
      Ánimo 😉

  3. Hola María. Tengo una niña y una bebé y siempre intento no darles sal ni azúcar, así que estoy totalmente de acuerdo contigo, peeero… La verdad es que he empezado el artículo pensando… Que bien! información para mandarle a mi suegra que me tiene por una histérica del azúcar y la sal. Pero a medida que iba leyendo, el tono del texto me ha desanimado. Es tu blog y no voy a decirte cómo debes escribirlo, por supuesto, pero al menos en mi caso, me ha parecido que usas un tono un tanto agresivo y despectivo con los que sí usan sal, como si lo hicieran con mala intención, cuando probablemente sea puro desconocimiento, que me parece hará que sólo te lean y te hagan caso los que ya están convencidos. Creo que si usas un tono más conciliador y informativo, sin juzgar, puedes llegar a más gente. Dicho esto, gracias por la información. Aunque no pueda pasarle el texto, me quedo con los datos!

    1. Hola Moni, lamento que hayas entendido el post así.
      Saludos, Maria.

  4. Tania Piñeiro says:

    Totalmente de acuerdo. Además de todo eso la sal hace que el calcio se les vaya con el pipí.

    1. La sal nunca será buena para nada en un bebé 😔

  5. No va tan al caso pero, hace una semana dejé el azúcar, de un día para otro y sin sustituirla por endulzantes o edulcorantes, y me ha ido fantástico. No negaré que a veces me dan ganas de tomar jugo, pero mejor como una fruta y se me pasa. Lo estoy haciendo por mi hija, no le damos azúcar ni sal y creo que, cuando sea mayor, debe ver que sus padres tampoco los consumen. Respecto a la sal, nunca he sido buena para ella, a veces las ensaladas ni siquiera las aliño, así que, espero seguir en buen camino con esto de enseñar con el ejemplo.

    Saludos!

    1. Hola Paulina,

      No sabes cómo me alegro de leerte, siempre he defendido que el BLW es igual de importante para la salud de los niños y los padres. Mi alimentación cambió radilcalmente a mejor igual que tú. El mejor ejemplo es ver que tú también comes a su manera, felicidades 🙂
      Respecto a la sal, ni es necesaria ni indispensable. Con las especias se pueden conseguir parecidos sabores sin el peligro que aporta la sal.

      Besos,
      Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuevo taller a partir de septiembre "Introducción de alimentos" Descartar