blw

Cómo introducir los cereales

Esta temporada del blog la estoy empezando con peticiones que recopilé en una encuesta que hice antes del descanso veraniego. Me resultó muy chocante la cantidad de dudas que genera la introducción de los cereales porque ya verás que es mucho más sencilla de lo que parece. Creo que la idea equivocada es pensar en los cereales como un producto final (cocinado o preparado ya) y no como un ingrediente básico.

Me explico, si yo quiero introducir el arroz no tiene sentido hacerlo a través de una comida/papilla preparada. Debo coger los granos de arroz y pensar qué hago con ellos. ¿Una sopa con caldo de pollo? ¿Una hamburguesa mezclándolo con carne picada? ¿En formato tortita? Seguro que entiendes por donde voy.

Partiendo de la base de que mantenemos la lactancia -natural o de fórmula- hasta los 6 meses que recomiendan tanto la OMS como la AEPED, en el BLW introducimos directamente los cereales con gluten. Es más, se recomienda que no se demore su introducción más allá de los 7 meses.

Los cereales se pueden introducir de muchas maneras y con facilidad para que lo gestionen estupendamente:

  • Pasta: afortunadamente, hoy en día, tenemos una cantidad asombrosa de pasta para elegir. Ya no solo por las formas y tamaños, sino que, los ingredientes han pasado a otro nivel más elaborado. En cualquier tienda puedes hacerte con un paquete de pasta de trigo, arroz, lentejas, maíz, espelta… Siempre cocinada un par de minutos más de lo normal, cortada a lo largo y que pueda cogerla sin problema. La pinza tarda unos 2-3 meses en llegar así que hasta entonces, a facilitarle las cosas.

pasta

  • Pan: si eres de hacer pan casero -aquí te doy ideas– puedes añadir una pequeña parte de harina que no sea de trigo para introducir cualquier cereal que acepte ser panificable. Es un tentempié perfecto o un acompañamiento que siempre queda bien con cualquier plato.

pan

  • Sémola/cuscús: de arroz, de trigo o de maíz (polenta instantánea). Muy buena opción porque queda espesa, la puedes “untar” encima de carne o mezclarla con otro ingrediente. Aquí en casa somos muy fans de la polenta, riquísima.

cuscus

  • Dulces: galletas o bizcochos son una buena opción. Los gestionan bien, les pirran las cosas dulzonas ¡como a todos!, y son perfectos para desayunos y meriendas. ¿Quieres ideas?

wp-image-1587948992jpg.jpg

Espero que estas opciones te ayuden a introducir los cereales, cuéntame cómo lo has hecho tú o qué recetas has seguido.

Únete a la comunidad de BLW Método en Facebook, nos ayudamos entre todas y aclaramos dudas que van surgiendo en la alimentación complementaria.

Maria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s