blw, maternidad

Cómo ahorrar en la lista de la compra

Últimamente me ha dado por escribir este tipo de post y la verdad es que no puedo estar más contenta. He recibido muchos -¡gracias!- mensajes pidiendo más publicaciones de este tipo porque os ayudan y son un soplo de aire fresco en el blog, que si bien no son 100 % BLW, ayudan a la hora de organizarse en la cocina y en casa.

Por si te perdiste cómo planificar el menú semanal o mensual te diré que este post es la continuación por así decirlo, te recomiendo que lo leas también porque tiene mucho que ver con el de hoy. Este método es el que sigo yo en casa y a pesar de que hay semanas que flaqueo y me suelto la melena, suelo ser muy aplicada porque desde el minuto uno ves los resultados. Y oye, cuando se nota en el bolsillo…

IMG_20170626_215201_971

¿Te he vuelto a convencer? Pues venga, coge de nuevo papel y lápiz que tenemos trabajo que hacer. Vamos a ir paso a paso en tres secciones: antes de ir al super, una vez estés allí y cómo tratar la compra una vez en casa 😉

Antes de ir al super…

  1. Necesitas una lista de todo lo que tengas en casa: nevera, congelador, armarios y/o despensa. Apunta lo que está entero y las cantidades de lo que está abierto (1/2 botella de AOVE, 1,5 litros de leche…) Necesitas saber hasta el último detalle.
  2. Elige un momento del día o de la semana, a tu gusto, para ir a comprar. Te recomiendo que sea semanal porque no caer en la tentación de comprar caprichos te puede durar un día o dos, el tercero caes. Te lo digo por experiencia, ejem…
  3. Haz la lista de la compra en función de lo que vayas a cocinar, por eso te he recomendado leer el otro post, no apuntes nada (de momento) que no sea lo imprescindible y necesario.
  4. Antes de apuntar un ingrediente, ve a la lista y mira si lo tienes. A lo mejor te vale o necesitas comprar menos cantidad aprovechando el que ya tienes. Ya estás ahorrando.
  5. Date el gustazo de apuntar 3 caprichos ¡solo 3! Una bolsa de patatas, un postre, un refresco de litro… Lo que te encante y te tomes más a gusto que nada (sí, aunque lleve azúcar o sal) ¡Que tenemos sentimientos!

compra semanal

Una vez en el super…

  1. Sé fuerte y cíñete a la lista pase lo que pase. Da igual que haya un palé con chocolate belga de oferta, que la novedad sean unas galletas hipermegasanas o que tu mayor debilidad esté al 50 %. Tienes una misión y hay que cumplirla ¡la lista!
  2. Hazte amiga de las etiquetas de los precios. En el super se las saben todas, puede que veas un producto más barato pero te pares a inspeccionar y sea o bien porqué lleva menos cantidad o porque tiene peor calidad. Es ya habitual en todas las tiendas que debajo del precio te pongan el unitario, ese será tu mejor amigo.
  3. Compra congelado. Si eres de las que acaba tirando la verdura porque se le pone pocha: o haces cremas y congelas, o compras directamente congelado. Dura más, sale más barato, no se pone malo y es igual de sano.
  4. Abusa de las marcas blancas. Te pongo un ejemplo: en Mercadona (NO me pagan) es muy normal que grandes marcas sean los que están detrás de sus marcas blancas. Fíjate quién es y si es de tu confianza. Y para cualquier duda, San Google te dirá lo que quieras saber. Hay muchas páginas de consumidores que analizan los productos, páginas fiables, y es muy interesante. Pero es que yo soy muy friki…
  5. Compra paquetes familiares. De carne, fiambres, pescados, verduras… Lo que más consumas, gasta un poco más ese día y ya lo recuperas otra semana. Guarda en paquetes individuales raciones o el número de cortes que uses normalmente.

cómo ahorrar en la lista de la compra

 

Una vez en casa…

  1. Si has seguido el último punto anterior, haz paquetes, pégales un papelito para saber qué hay y congela. No te olvides de añadirlo a tu lista de cosas que tienes. Ya has solucionado una comida o cena de la siguiente semana, un imprevisto o un comensal extra.
  2. No tires las sobras, la cocina de aprovechamiento te ayudará a ahorrar mucho. Pica la carne y te haces un guiso o una sopa, si es una ración entera congela (otra comida menos que te ahorras), haz croquetas, cremas, rellena un hojaldre o unas tortitas… No tires y aprovecha, sales ganando.
  3. Sigue tachando lo que consumes de tu lista. Un buen truco es tenerla en la puerta de la nevera y cuando saques algo disminuyas la cantidad o lo taches. Si hay que reponerlo, hazle una marca para saber que lo necesitas en tu próxima lista.
  4. Date un homenaje con alguno de esos 3 caprichos que has comprado, manda a las verduras una noche a la porra y ponte un bol de patatas. Te lo comes con un gusto… Las normas están para saltárselas 😉
  5. Acostúmbrate a hacer tú misma las recetas. Hasta ahora, no he mencionado este punto porque en lo que come cada uno no me meto. Aconsejo siempre hacer el pan, los yogures o la poca bollería que nos permito, todo casero. Haciéndolo tú usas los ingredientes frescos e individuales, los procesados son más caros. Pero si no te gusta la cocina, no tienes tiempo o simplemente no te apetece, no pasa absolutamente nada. No soy de las que piensa que lo que no se hace como creo yo es malo, solo es diferente.

Espero que te haya ayudado a ver con más claridad la lista de la compra y que poco a poco veas mejoras. No pierdes nada por intentarlo ¿verdad? Gracias por haber llegado hasta aquí.

Únete a la comunidad de BLW Método en Facebook, nos ayudamos entre todas y aclaramos dudas que van surgiendo en la alimentación complementaria.

Maria

 

2 comentarios en “Cómo ahorrar en la lista de la compra”

  1. Me super encanta! Un punto que yo no solía era lo de comprar verduras congeladas y tienes toda la razón. La calabaza que me resulta un coñazo y un sufrimiento cortar, pelar etc la voy a pillar congelada! Y con el pan tengo una asignatura pendiente. A ver si ahora con el frio nos animamos en casa porque estoy segura que merece la pena! Bueno y lo de los 3 caprichos me parece una super idea! Yo hago parecido. Antes prefería hacer compras casi mensuales pero últimamente con la peque compro más producto fresco y me hago menús semanales con ingredientes y es cierto que gastas mucho menos y ahora con tus truquis equilibrio perfecto 👌 Gracias María!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s