receta

Mi bote mágico

Que no te asuste el título del post que no me he vuelto loca ni me he pasado a las algas alucinógenas… Es solo que hace ya bastante tiempo vi esta idea en Pinterest y cuando la probé pensé: “¿Dónde has estado toda mi vida culinaria?” El truco de hoy es un super comodín que facilita la vida en la cocina, transforma completamente cualquier plato, aporta un toque distinto y quita tiempo de preparación.

Solo necesitas 3 ingredientes para preparar tu bote mágico: perejil fresco, ajo y AOVE de calidad. Un buen bote de cristal para que aguante en la nevera y listo.

Para qué lo uso:

  • Como base de cualquier guiso o sofrito.
  • Para condimentar pescados y carnes a la plancha, sepia, calamares…
  • Para saltear verduras.
  • Como un ingrediente más en croquetas, hamburguesas, nuggets caseros…
  • Como único ingrediente en arroz blanco, pasta o cereales. Cocina primero y saltea después con una cucharada.
  • Para evitar sazonar o abusar de especias en una receta.
  • Para saltear legumbres.

Estos son algunos de los muchos usos que le doy, como ves vale para la mayoría de alimentos que consumimos a diario. He comentado en varias ocasiones que la comida sana nunca debe ser aburrida, una simple pechuga de pollo queda espectacular si en el último minuto de cocción añades un poco de la mezcla, o cuando cocinas al horno, en papillote, al vapor… ¡Vale para todo!

Preparar el bote mágico es muy fácil:

  1. En un vaso de batidora pongo 2 bolsas de perejil fresco (uso el de Mercadona) que equivalen a 110 gramos.
  2. Pelo 1 cabeza de ajos, los abro por la mitad y quito el “rabito” para que no amargue.
  3. Cubro con AOVE (me gusta mucho el sabor intenso que le da el de la botella verde de cristal con pitorro de -oh, sorpresa- Mercadona) pero para los peques puedes usar uno de sabor más suave.
  4. Bato bien, es cuestión de segundos, lo paso al bote cristal y a la nevera. Lo suelo consumir en menos de un mes y aguanta perfectamente. La mezcla queda dura y eso te facilita coger bien las cantidades.

Consejos: si lo vas a usar como un ingrediente más no hay problema en ponerlo antes o después, PERO, si lo que quieres es saltearlo o añadirlo al final para aportar sabor haz dos cosas. Primero, baja el fuego porque el ajo picado se quema enseguida y entonces amarga cosa mala. Segundo, no te pases poniendo mezcla que como queda dura parece que cojas poca pero una vez se deshace no queremos que hagas sopa.
Y tercero, hazme caso: pégate un día el gustazo de hacer un buen pan de espelta o de avena y sucar (mojar salsa en valenciano) sin remordimientos 😉

Pásate por mi Instagram que subiré un vídeo para que veas el proceso.

Cuéntame ¿algún truco de este estilo que uses? ¿Tienes otro bote mágico?

Maria

3 comentarios en “Mi bote mágico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s