Entrevista a sinazucar.org

ENTREVISTA SIN AZÚCAR
blw método

Entrevista a sinazucar.org

Recuerdo la primera vez que vi una foto de sinazucar.org en redes sociales y cómo me impactó muchísimo ver esa columna de terrones al lado de una botella de refresco, me resultó llamativo el rechazo instantáneo que me provocó hacia ese producto aunque no lo consuma. Ahí reside la fuerza de su mensaje, en el impacto de asimilar que lo que nos venden desde hace años como un estilo de vida, en este caso, es una bomba de azúcar totalmente insana.

Antonio R. Estrada, al que vuelvo a agradecer su disposición y la facilidad para comunicarme con él, ha conseguido a través de la fotografía hacer más real el mensaje que tanto tiempo se lleva ignorando. La industria alimentaria manipula, nos manipula, para que consumamos productos con formas y colores divertidos, con imágenes de los ídolos infantiles del momento o con campañas de marketing leoninas que arrastran a un consumo de azúcar que acarrea graves problemas de salud.

De ello y mucho más he hablado con Antonio. A continuación, te transcribo la entrevista telefónica que tuvimos.

ENTREVISTA SIN AZÚCAR

¿Cómo nació la idea del proyecto sinazucar.org?

Practico deporte habitualmente y siempre he intentado cuidar lo que comía, empecé a buscar una alimentación mejor y decidí reducir el consumo de azúcar. Entonces fue cuando empecé a leer etiquetas y descubrí que muchos de los productos que yo consideraba como sanos contenían azúcar. Cuando empecé a compartirlo con la gente vi que no tenían muy clara la cantidad de azúcar que hay que consumir ni cuánto se considera excesivo, y cuando se lo explico veo que hay algo que no funciona porque la gente no está acostumbrada a tratar con cantidades ni gramos.

Es así como yo decido a través de la fotografía profesional, a lo que me dedico, hacerlo visual y transformar la cantidad de azúcar de un alimento en terrones y fotografiarlo junto al producto. Entonces es cuando me doy cuenta de que transmito mejor el mensaje que de forma verbal no había conseguido, decido compartirlo en las redes sociales y me doy cuenta de que llega a mucha gente y ahí sale la iniciativa de compartir para llegar a mucha más gente.

¿Cuál es el producto que más te ha impresionado por su alto contenido en azúcar? Tanto en adultos como, sobre todo, dirigido a niños.

Pues para adultos hay muchos, me impresionan muchos los productos de dieta porque la gente piensa que al ser de dieta no llevan azúcar. Productos que quizás no es tanto por la cantidad, sino, porque sorprende que esté presente el azúcar. Por ejemplo, yogures desnatados que pone 0 % y sin embargo están cargados de azúcar; la gente asocia 0 % a 0 % de grasa o azúcar pero hay algunos que contienen hasta 4 terrones de azúcar. Eso impresiona y choca mucho a la gente.

Por cantidad me ha impresionado mucho un producto que analizamos hace poco que era un combo de cine que contenía un refresco grande y un tanque grande de palomitas dulces, entre los dos contenían 60 terrones de azúcar, 30 el refresco y 30 las palomitas. Si tenemos en cuenta que el máximo de terrones que se aconsejan al día son 6, tenemos que darnos cuenta de que en un par de horas consumimos mucha más cantidad.

En el caso de los niños hay también muchos que me han impresionado, otro que hemos analizado hace poco son las infusiones estas famosas que hacen para cólicos en Mercadona y que contienen un 90 % de azúcar. También analizamos la de Blevit que contiene creo recordar el 95 % tanto la que comercializan para mejorar la digestión como para dormir. Son infusiones que son demasiado altas en azúcar.

Antes de estas infusiones tuvimos, también con Mercadona, unas conversaciones a raíz de descubrir que el alimento precursor de este que también eran infusiones contenían un 50 % de azúcar. Ante mi sorpresa leí detenidamente la etiqueta para descubrir que el ingrediente principal es la dextrosa, que también es azúcar, y que el segundo ingrediente era un 0,4 % de plantas, por lo que no me cuadraba que con un 0,4 % y teniendo como ingrediente principal la dextrosa tuviera solo un 50 % de azúcar.

Después de analizarlo bien me puse en contacto con los fabricantes y Mercadona, y tras varios tuits, llamadas y correos, admitieron que no habían etiquetado algunos componentes como la maltodextrina, escudándose en que legalmente no están obligados a declararla como ingrediente si se utiliza como soporte para los aromas. Entonces muchos fabricantes se escudan en aspectos legales para no declarar toda la lista de ingredientes.

¿Qué opinas de la cantidad desorbitada de azúcar presente en los alimentos infantiles? Por ejemplo zumos, yogures “para niños” o el hecho de que haya marcas, cosa que personalmente me parece una vergüenza, vayan a la salida de los colegios a repartir sus productos.

A ver, hay que entender que estos productos se venden mucho porque es lo que demanda el consumidor. Opino que es una culpa repartida entre la industria y los consumidores porque al final los papás y las mamás compran ese tipo de yogures porque se los comen mejor los niños. Es decir, si no toman conciencia de evitar el azúcar pues prefieren dar por ejemplo un yogur de sabores con mucho azúcar a uno natural que no se lo van a comer tan bien.

Entonces la industria lo único que hace es satisfacer la demanda del consumidor. Si ven que sus yogures naturales no se venden y en cambio sí los yogures para niños lo que hacen es fabricarlos. Desde pequeñitos estamos programados para aceptar los sabores dulces y eso es al final lo que prefiere el niño si le das ese tipo de yogures, si solo le das sabores dulces no va a querer otros sabores. Si después de meses de darle yogures azucarados le das uno natural lo va a rechazar. Es algo complejo entonces porque por un lado está la industria y por el otro los consumidores.

La industria y el azúcar

¿Cuál es tu opinión frente a la manera que tiene la industria de ignorar el elevadísimo tanto por ciento de obesidad que hay actualmente en el mundo?

Bueno, aquí en realidad lo que hace la industria es pasarle la responsabilidad al consumidor. Es decir, ellos ofrecen este tipo de productos azucarados pero lo que te dicen es que tú como consumidor eres el que tiene que consumirlos de forma moderada. De la misma forma, ellos se lavan las manos y te dejan a ti todo el peso de la decisión. Ellos, por ejemplo, te ofrecen unos yogures y debes decidir si eso te va a suponer algún problema o no. Nosotros ofertamos pero tú eres el responsable.

Al final mientras no haya una legislación que obligue a la industria a regular el consumo de azúcar ellos van a seguir ofertando este tipo de productos porque el azúcar es conveniente para sus intereses comerciales, les da un montón de ventajas tanto en la formulación del producto como en el aspecto comercial, y prácticamente no tienen ningún inconveniente para ellos. Seguirán haciéndolo así mientra puedan.

Me gustaría que le explicaras a gente que no controla nada de este tema cuál es la diferencia entre los azúcares libres y los naturalmente presentes en un alimento.

Pues básicamente es la velocidad en que ese azúcar pasa al organismo y afecta al metabolismo. El azúcar libre al no estar asociado a la matriz alimentaria, es decir a los ingredientes propios del alimento, al ser libre pasa muy rápido a la sangre y produce un pico muy elevado de insulina, cosa que puede provocar con el tiempo si se hace de forma continua y abusiva, daños metabólicos.

Cuando el azúcar es intrínseco en un alimentos y forma parte del resto de los ingredientes y está unido de alguna forma al resto de las moléculas y componentes del alimento eso hace que se digiera más lentamente, pase de forma más paulatina a la sangre y no tenga esos problemas metabólicos.

En personas que son incapaces evitar endulzar su comida o bebida ¿qué producto consideras entre estos cuatro como “menos malo”? Sirope de ágave, jarabe de arce, panela o Stevia.

Pues vamos a ver, tenemos que hacer dos grandes grupos. Por una lado los que son azúcares y los que son edulcorantes. Entre estos que me has dicho están la Stevia y el jarabe de arce que es xilitol y se consideran edulcorantes, y el resto azúcares. El sirope de ágave y la panela tienen los mismos problemas metabólicos que el azúcar, es decir, al final es azúcar porque más del 90 % es azúcar. Debemos evitarlos de igual forma que el azúcar.

Respecto a los edulcorantes, como el jarabe de arce y la Stevia, no tienen los problemas metabólicos del azúcar pero sí tienen otros como alteraciones en la flora intestinal, y lo que es más importante, tienen problemas asociados al aumento del umbral del dulzor . Si nosotros estamos acostumbrados a endulzar la comida o la bebida, hacemos que nuestro paladar desee esos sabores dulces y hace que de alguna forma tengamos dependencia del consumo de alimentos endulzados. Aunque sea de forma artificial a través de los edulcorantes eso va a hacer que tengamos ese deseo y cuando no estemos en casa y podamos recurrir a esos endulzantes tomemos cosas que sí están endulzadas con azúcar. Al final consumir edulcorantes nos mantiene en un umbral del dulzor elevado y hace que sigamos dependiendo de este tipo de productos azucarados.

Y es que además tienen el conocido efecto halo, es decir cuando nosotros utilizamos estos edulcorantes podemos pensar que es un producto más saludable y nos puede llevar a consumir más producto. Pongamos como ejemplo un bizcocho, si nosotros le ponemos Stevia u otro edulcorante, puede que de alguna manera nos de licencia de consumo y podamos estar comiendo más cantidad de bizcocho creyendo que es más sano. En el fondo vamos a consumir un producto que en sí no es saludable.

Siempre leemos que es más sano comerte una pieza de fruta que bebértela en zumo ¿podrías explicarnos por qué?

La OMS considera azúcar libre el que contienen los zumos, de tal forma que nos recomienda reducir su consumo y equipara el azúcar de un zumo, por ponerte un ejemplo, al azúcar que lleva un refresco. En ese sentido no está diciendo que un zumo sea igual de perjudicial que un refresco, lo que está diciendo es que debemos contar ese azúcar para el cómputo global del azúcar consumido.

¿Por qué cuándo tomas la fruta entera no se considera azúcar intrínseco y no computa en el azúcar libre consumido al día? Porqué va asociada a la barriga, a la fibra, y eso hace que pase más lentamente al organismo de tal forma que tanto en la masticación como en el trabajo de nuestro estómago para triturar la fruta y extraer el zumo de la fibra hace que de alguna forma pase más lentamente al organismo.

Y no solo eso, sino que, también influye el elemento de la saciedad. Cuando nosotros tomamos una pieza de fruta entera, la masticación y el hecho de su consumo más lento hace que difícilmente nosotros podamos ser capaces de consumir por ejemplo tres naranjas de forma seguida. Sin embargo, cuando nosotros nos tomamos un zumo, ese vaso podría llevar perfectamente tres naranjas y nos los podemos tomar en 15 o 20 segundos que es el tiempo que tardamos en beberlo si lo bebemos rápido.

¿Qué cantidad de azúcar consideras tú en la que podríamos hablar de una adicción?

A ver, en el concepto adicción no se ponen de acuerdo los expertos porque muchos de ellos dicen que no debemos emplear la palabra adicción para hablar del azúcar porque, de alguna forma, estaríamos minorizando el concepto de adicción sobre todo a otras drogas. Entonces de alguna forma podemos hablar de dependencia, y a veces una dependencia más psicológica, al azúcar. En esa dependencia no vamos a hablar tanto de gramos, sino, de impulso irremediable de consumir azúcar, es decir, de consumir productos azucarados. Eso al final lo vamos a notar porque habrá momentos puntuales en los que necesitemos tomar azúcar y eso de forma psicológica nos puede hacer que seamos irritables si no tenemos a mano ese producto azucarado.

Cuando se da ese tipo de dependencia y decimos: necesito comer algo con azúcar porque no aguanto más, lo necesito. Incluso a veces hay síntomas que podemos identificar como físicos, por ejemplo, tengo mareos, estoy flojo, me falta fuerza… En ese momento podríamos hablar de dependencia pero no me parece correcto hablar de adicción.

Los peligros para la salud

Me gustaría que nos explicaras las consecuencias reales que tiene consumir azúcar para nuestro organismo.

Las consecuencias comúnmente aceptadas, sobre todo por la OMS, son relativas al sobrepeso, la obesidad, caries y diabetes de tipo 2. Parece que el abuso continuado del azúcar por encima de un 5 o 10 % de las calorías diarias recomendadas (6 terrones) podría provocar caries, obesidad, sobrepeso y de alguna forma aumentar el riesgo de sufrir diabetes del tipo 2. No es una consecuencia inmediata, no quiere decir que si abusas vas a tener diabetes del tipo 2, sino que, es un aumento del riesgo.

Teniendo en cuenta que la obesidad y el sobrepeso en sí son factores de riesgo para otras enfermedades, por ejemplo enfermedades cardíacas, de alguna forma podrían ser indirectamente un aumento del riesgo para este tipo de enfermedades como, por dar un ejemplo, ataques cardíacos. De todas maneras la OMS habla de un aumento del riesgo, no es que te vaya a provocar sí o sí una diabetes tipo 2.

¿Es verdad que hay algunos tipos de cáncer que “se alimentan” de azúcar?

Es mucho más complejo de lo que puede parecer. Porque aunque saben que hay estudios que en los que sí que se habla de que alguna forma el azúcar o los azúcares podrían estar relacionados con algunas células tumorales o en cómo se desarrollan, transmiten o cómo se produce la metástasis, todos los estudios son muy relativos a pequeñas muestras in vitro o estudios con animales y tampoco parece que estén claramente asociadas a la ingesta de azúcar, sino, al azúcar que hay en sangre.

De tal forma que ahora mismo, con la evidencia científica que hay, no podemos afirmar de forma rotunda que el consumo de azúcar esté involucrado en el cáncer. Hay que ser muy cautelosos y lo que sí habría que decir es que para minimizar el riesgo de padecer cáncer hay que tener una dieta saludable en todos los aspectos, no solo en el consumo de azúcar sino en todos los aspectos que conlleva una dieta saludable como el consumo de frutas, verduras, reducir la carne roja…

Referente al etiquetado de los productos ¿qué consejos puedes darnos para que las aprendamos a leer bien, sepamos descifrar el azúcar y seamos capaces de descubrir los azúcares ocultos?

Básicamente lo primero que tenemos que hacer al leer una etiqueta es mirar su lista de ingredientes. Estos siempre van a estar ordenados por la cantidad, el primer ingrediente es el que tiene más cantidad de producto, el segundo es el siguiente y así sucesivamente. Entonces debemos verificar que el azúcar no está presente en la lista de ingredientes, a veces utilizan los sinónimos como: dextrosa, glucosa, fructosa, o algunos más confusos como: jarabe de maíz modificado; o algunos que nosotros consideramos que no están tan refinados como la panela, el azúcar moreno, el sirope de ágave, todos esos son azúcares. En ese momento ya podemos detectar que es un producto con azúcares añadidos.

A continuación, una vez identificados esos azúcares añadidos debemos leer la información nutricional para saber cuánto azúcar tiene. Iremos a la línea en la que pone “de los cuales azúcares”, que es un desglose de la parte de hidratos de carbono y veremos cuántos gramos a los 100 tiene. Por ejemplo, imaginemos que una mermelada pone 50 gramos a los 110, y a continuación, tenemos que hacer un pequeño cálculo para saber lo que eso supone en nuestra ingesta.

¿Por qué? Porqué a veces nos fijamos mucho en ese valor y lo tomamos como un absoluto. Decimos: mermelada 50, eso es mucho; refresco 8, eso es poco. Pero lo que tenemos que tener en cuenta es la cantidad de producto que consumimos, por ejemplo mermelada consumiremos unos 10 gramos en una tostada, en caso de tomar 50 estamos tomando 5 porque son 50 a los 100 pues 5 a los 10. Estaríamos tomando 5 gramos de azúcar en una tostada que puede llegar a ser razonable si lo comparamos con un refresco. Un refresco son 8 gramos a los 100 mililitros, pues en una lata estamos tomando 330 ml que resultan casi 26 gramos de azúcar.

Es decir, tenemos que hacer un cálculo de la cantidad absoluta de azúcar que consumimos y para terminar debemos hacer la equivalencia en terrones. Ya que a la gente le cuesta mucho visualizar si los gramos son mucho o poco, nosotros lo que hacemos es intentar visualizarlo en forma de terrones teniendo en cuenta que un terrón son 4 gramos de azúcar. Entendemos que esto es complicado y que no todo el mundo quiere ponerse a hacer cálculos, para eso nosotros hemos sacado hace poco la aplicación de sinazucar.org que básicamente tú le dices la línea de la información nutricional donde te dice los azúcares a los 100, le indicas la cantidad que consumes y te calcula automáticamente el contenido en terrones que vas a consumir.

¿Cómo podemos diferenciar correctamente entre hidratos de carbono y azúcar leyendo etiquetas?

Pues en la etiqueta la distinción viene clara, en los hidratos de carbono siempre vienen englobados tanto azúcares como el resto de hidratos, y los azúcares vienen desglosados. El único inconveniente es que en la línea de azúcares están juntos los azúcares intrínsecos de los azúcares añadidos y ese es parte del problema.

¿Por qué? Porqué, por ejemplo, imaginemos un yogur natural sin azúcar añadido que en la información nutricional pone 4,5 gramos de azúcar. Eso le causa mucha confusión a la gente porque ellos ven que pone sin azúcares añadidos pero realmente tiene 4,5 a los 100 y se preguntan si eso se puede consumir, si es sano, si está bien… Pues en ese caso se trata de azúcares intrínsecos y eso es un poco más problemático para el consumidor puesto que él no tiene porque saber que el yogur tiene lactosa, que la lactosa es un azúcar intrínseco, y al final eso puede llevarle a dejar de consumir yogures porque piensa que lleva azúcares añadidos.

Nosotros lo que hemos pedido mediante una recogida de firmas es que de alguna forma se haga el desglose entre azúcares añadidos y azúcares intrínsecos. Otras legislaciones como por ejemplo la americana obliga a hacer ese desglose, en Europa no es así y eso nos lleva a tener el problema que provoca la confusión del consumidor.

El proyecto sinazucar.org está muy presente en las redes sociales gracias a su gran labor informativa, a la respuesta de los seguidores que no dudamos en compartir sus fotos y, sobre todo, al enorme trabajo que hay detrás de cada fotografía. No solo es azúcar en un producto, es información directa, es una imagen en la que hay trabajo de investigación leyendo etiquetas, calculando el porcentaje de terrones, todo ello con la finalidad de enseñarnos de la misma manera que lo hace la industria el contenido de azúcar que lleva cada artículo que se consume a diario en todo el mundo.

Puedes seguirles en Facebook, Instagram y Twitter. También descargar su app gratuita que te permite calcular, al igual que muestran en sus fotos, la cantidad de terrones que contiene el alimento que quieras saber.

Espero que te haya gustado la entrevista, a mi me ha encantado hacerla.

BLW MÉTODO

S Í G U E M E · E N . . .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PRÓXIMO TALLER PRESENCIAL EN VALENCIA 24 DE NOVIEMBRE - INFO maria@blwmetodo.com Descartar