Cómo sobrevivir a la Navidad: consejos para padres

comidas familiares

Antes de enfrentarnos a las temidas comidas familiares con un bebé BLWero debemos preparar bien el terreno, habrá mucha gente nueva, mucha comida al mismo tiempo y mucho jaleo.

Los peques lo van a notar así que para que no haya ningún contratiempo vamos a ver qué podemos hacer para salir airosos y como bien dice el título del post: sobrevivir a la Navidad.

comidas familiares

Ahí van algunos de mis consejos basados en mi experiencia:

1. PREPARACIÓN. Lo más probable es que os acribillen a preguntas tipo «¿Eso le vas a dar? ¿Y no se ahoga? ¿Solo va a comer eso? ¿A trozos? ¿Por qué no come azúcar? ¿Por qué no le echas sal?» y un largo etcétera. Tenemos que entender que también nos las hacen desde el desconocimiento de qué es el BLW y si no han visto nunca al bebé comer así también será normal que alucinen muchísimo. Si vosotros sabéis contestar a todas esas preguntas y explicárselas bien estoy convencida de qué lo entenderán (eso espero) así que dale un repaso a las preguntas más frecuentes que nos suelen hacer y fíjate bien en las respuestas.

2. PLANIFICACIÓN. Tienes que saber de antemano qué va a comer tu peque y si no le van a hacer comida especial ese día te la llevas de casa. Es la única manera de que puedas controlar 100% qué come y cómo está preparado. Si os vais a quedar más tranquilos y cuadras horarios que coma antes y durante la comida si pide le podéis dar algo también preparado por vosotros.

3. DAR EJEMPLO. De nada vale que nadie «moleste» al bebé y todo vaya sobre ruedas si te vas a poner de turrones y polvorones hasta arriba delante suyo y no le vas a dar. Ojo, que no te digo que no comas nada pero os podéis turnar a la hora de los postres o aprovechar para jugar un poco alejados de la mesa… Vosotros mismos, simplemente recordad que si comemos cosas distintas ellos van a querer de nuestro plato seguro. Aquí van algunos errores que solemos cometer los padres y hay que evitar.

comidas familiares

4. COGED UN BUEN SITIO. Con esto me refiero a que os pongáis por ejemplo en una punta de la mesa o que eviten poner delante vuestro todo aquello que el peque no vaya a poder comer, más vale prevenir que curar.

5. DISFRUTAD. Que nadie os amargue una comida, acoplaros a cómo vaya reaccionando el bebé ante la situación. Igual os sorprende y se pasa la comida durmiendo, o le hace un poco de caso a la comida al principio y después está jugando tan ricamente. Ya conocéis a la gente con la que vais a estar, elegid un buen sitio estratégico que os permita disfrutar igual que todos los demás. Al final esto pasa las primeras Navidades, las segundas ya no es novedad y todo fluye mejor.

Atentos a Instagram que lo voy a llenar de recetas perfectas para estas fiestas ¡ho, ho, ho!

BLW MÉTODO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.