Recetas fáciles para cenas BLW a partir de 6 meses y para toda la familia

cenas BLW

Y hoy… ¿qué cenamos?

Parece mentira que las cenas BLW sean de manera habitual las que más quebraderos de cabeza nos dan a la hora de pensar qué preparamos. Es como si al final del día nos quedáramos sin ideas y al final lo más fácil es recurrir a una tortilla francesa o a una sopa.

En el post de hoy quiero ayudarte con todas estas ideas en forma de recetas fáciles, aptas a partir de 6 meses y perfectas para comer toda la familia. Recuerda que una de las claves del éxito en el BLW es compartir mesa ¡y comida!

cenas BLW

Cenas BLW: recetas a partir de 6 meses

Pincha encima de cada enlace para acceder a las recetas.

Hamburguesas de pollo. Esta receta en mi casa es la reina de la cocina de aprovechamiento, cada vez que hago un puchero de caldo reservo la carne para hacerlas y son una explosión de sabor. Las puedes hacer con cualquier carne y alternar verduras a tu gusto ¡pruébalas!

Croquetas de pollo y verduras. Esta es otra manera de cocinar el pollo del puchero o sobrante de algún guiso pero con el rebozado delicioso de las croquetas. Si no quieres freír hazlas al horno y si no tienes restos de pollo puedes picar pechuga, solomillo e incluso cambiar el pollo por pavo o gallina.

Pastel de pescado. Ideal para esconder verduras e introducir pescados, se hace en un suspiro y junto a la receta encontrarás las dos salsas que uso habitualmente para acompañar esta delicia de pastel.

Albóndigas de garbanzo y queso. Si tu peque es mayor de 12 meses puedes hacerla con queso, los menores tendrán que esperar a cumplirlos. Sustituye el queso por un poco de tofu desmigado o zanahoria rallada, esta receta también acepta variaciones para que la hagas como prefieras.

Pan sin sal extra tierno. Como acompañamiento, para hacer algúna tostada o bocadillito, para untarle tomate o para acompañar un hummus… ¡El pan es acierto seguro! Verás que yo lo cocino en molde y lo hago grande pero si tu peque no gestiona bien la miga puedes seguir la receta y hacer panecillos individuales, tipo barra o vienetas. Adapta a vuestro BLW.

Zanahoria asada con especias. Cada vez que las hago en casa desaparecen en cuestión de minutos ¡que ricas están! El sabor de las especias, el punto crujiente, el sabor concentrado de la verdura al horno, lo bien que las gestionan al tener el tamaño perfecto para un buen agarre… ¿Te he convencido ya?

Hamburguesas de lentejas. Las legumbres también pueden incluirse en las cenas, hay gente que solo las prepara en las comidas pero se pueden comer antes de dormir sin que ello nos provoque una mala digestión o pesadez de estómago. Puedes cambiar las lentejas por garbanzos, todo tipo de alubias, soja texturizada, guisantes… Están muy ricas de cualquier manera.

Talleres online ya disponibles

¿Te interesa hacer un taller de Introducción al BLW? Contacta conmigo.

Puré de patatas. Una vez pruebas esta receta te prometo que no quieres otro puré en tu mesa, queda suave y con cuerpo por lo que mezclado con un pescado desmigado, carne picada salteada o alguna verdura es un plato muy socorrido y fácil de preparar.

Albóndigas crujientes de merluza. Parecen croquetas pero son todavía mejores, muy crujientes por fuera pero por dentro se deshacen en la boca. Otra manera de introducir pescado que les encanta y es acierto seguro. Acompáñalas de una salsa de tomate casera ¡ñam!

Magdalenas de verduras. Este sí que la tienes que probar 100 % seguro porque es el mejor escondite de verduras que he cocinado. Lo bueno de estas magdalenas es que las puedes hacer por la tarde o en la hora de la comida y así te ahorras cocinar en la cena. A veces cocino la masa en un molde circular y queda tipo pastel. Te aguanta un par de días en la nevera sin problema, son de esas sobras que gustan a todo el mundo.

Tortilla de patatas «light». Vale, precisamente este no es un plato muy light que digamos, peeeeero si cambias la fritura de las patatas por una cocción al vapor y la cuajas a fuego lento es un caprichito que bien nos podemos permitir de vez (muy) en cuando. La cebolla es opcional pero queda deliciosa.

Hamburguesa de batata, brócoli, tomate seco y arroz integral. Esta receta sí lleva algo más de tiempo prepararla pero es una señora hamburguesa, acompañada de alguna verdura te hace un plato muy completo. Son ingredientes no muy habituales pero que juntos son una combinación explosiva.

Hummus de garbanzo. No puede faltar esta opción en cualquier cena que se precie, otra estupenda manera de comer legumbres de noche y que suele gustarle mucho a los peques. ¿Te acuerdas del pan sin sal que te he mencionado antes? Ahí te lo dejo…

Crema de champiñones. Ahora que viene ya el frío las cremas y sopas son imprescindibles en una buena cena, acabar el día con cuchareo calentito es uno de mis mayores placeres. Esta crema siempre nos ha gustado especialmente y es de las poquísimas maneras en las que puedo hacer que mi peque coma setas sin rechistar.

Galletas de queso. Esta receta es para mayores de 12 años y habría que incluirlas en la categoría de comer con precaución porque son de-li-cio-sas. Las comemos con guacamole casero, hummus, puré de patatas, acompañando alguna crema… Un acompañamiento espectacular ya verás.

el BLW solo es para padres responsables